Cambio de bombines

Son muchas las razones por las que pueden ser necesario hacer un cambio de bombines. Esta es una buena alternativa que en más de una ocasión evita el coste de sustituir toda una cerradura. Podemos encargarnos de la sustitución de todo tipo de bombines, desde los clásicos de serreta, hasta los más sofisticados, como los bombines de seguridad, con llave incopiable, bombines anti-rotura, bombines blindados, anti-bumping o de puertas acorazadas. También podemos ayudarte con el cambio de bombines de buzón o de garaje, y con la instalación y reparación de los controles de acceso. En nuestra larga experiencia hemos realizado cambios de todo tipo y, cuando por algún motivo, como la descatalogación de la pieza, no ha sido posible, siempre hemos encontrado la manera de ofrecerte una solución alternativa, sea cambiando la combinación del cilindro o reparando el bombillo.

Y es que afortunadamente, contamos con un equipo de profesionales altamente cualificado, con muchos años de experiencia y una indudable vocación de servicio. Ellos se ponen en los zapatos del cliente y buscan en cada caso concreto la solución más eficiente y que mejor se ajuste a tu presupuesto. Disponemos de una amplia variedad de recambios y materiales de las marcas más reconocidas del mercado, pues en estos casos hay que apuntar siempre a la calidad, ya que no es poco lo que está en juego. La experiencia nos ha demostrado que hay algunos fabricantes en los que puedes confiar con los ojos cerrados, porque trabajan con seriedad y se preocupan por ofrecer solo productos que garanticen la seguridad de sus clientes y que tengan una larga vida útil. Pero esto no quiere decir que son los más costosos. Por el contrario, trabajamos también con muchos proveedores locales que tienen una excelente relación calidad-precio, aunque sus marcas no sean tan conocidas.

Estamos en permanente búsqueda de opciones que satisfagan las exigencias de nuestros clientes. Por eso nos mantenemos al día con las innovaciones del sector y nos aseguramos de que todos los materiales y repuestos que usamos tengan garantías de calidad.

Ese mismo afán por ofrecer el mejor servicio nos obliga a estar siempre disponibles, pues nunca se sabe cuándo nos pueden necesitar. Trabajamos 24/7, los 365 días del año, incluyendo domingos y festivos. Y no te preocupes por los recambios si se presenta una urgencia que debe ser atendida fuera de horario, pues en nuestro taller móvil siempre llevamos bombines de repuesto, para poder hacer cambios sin esperar a que abran las tiendas. También tenemos las piezas necesarias para hacer reparaciones, pues de nada vale que nosotros estemos disponibles si no podemos hacer nuestro trabajo por falta de materiales o recambios.

En esto, como en todo, los ejemplos son valiosos para explicar el alcance de nuestro trabajo. Cuando estábamos empezando con nuestro negocio nos tocó atender a un cliente que se había quedado encerrado en su casa y necesitaba salir urgentemente. Sí, por lo general cuando pensamos en abrir puertas nos imaginamos a alguien que se ha quedado por fuera y no puede entrar a la vivienda, pero este caso era justamente al contrario.

Cuando llegamos a la casa nos encontramos, tal como habíamos supuesto, con un bombillo bloqueado. Para nuestros profesionales no fue problema alguno abrir la puerta, pero le aconsejamos al cliente que sustituyera ese bombín por uno de mejor calidad para evitar pasar nuevamente por este percance. Resulta que unos pocos meses antes el cliente había perdido sus llaves y como era un sábado en la noche llamó a unos cerrajeros de urgencia que se promocionaban como los más baratos del mercado. Efectivamente le cobraron unos precios ridículamente bajos, pues le había colocado un bombín de pésima calidad, de esos que al poco tiempo se bloquean. El resultado fue el que os hemos contado, al final el supuesto ahorro le salió muy caro, pues tuvo que llamar a unos cerrajeros realmente profesionales como nosotros y sustituir nuevamente el bombin. Por eso nuestro consejo experto es que no te dejes engañar por cerrajeros inescrupulosos o inexpertos que no saben hacer bien su trabajo. Confía tu seguridad y la de tus bienes a verdaderos especialistas que saben lo que hacen y pueden ofrecerte un trabajo de calidad y garantizado.